¡Finalmente, he encontrado una base ideal para mi tono de piel! ¿Cómo lo he conseguido?

¡Hola, chicas!

¡Después de todas las luchas, tengo la base con un color se adapta de forma ideal con el color de mi piel! Finalmente, después de muchos errores y fallos en las compras encontré un tono que se funde en la piel, no deja manchas, no crea el llamado efecto máscara y es simplemente increíble. Hoy, voy a contarte cómo combiné su tono con el de mi piel.

Apuesto a que habrás escuchado sobre la clasificación del fototipo de la piel creada por Thomas B. Fitzpatrick. Este dermatólogo estadounidense dividió los tonos de piel en seis tipos. Tomó en consideración la cantidad de melanina, que es un tinte que da color a la cara y piel. Gracias a esto, él distinguió:

  • Fototipo I – esta es la complexión que se dice que tiene tono de porcelana o de marfil – la piel de este tipo se broncea rápidamente y es propensa a las quemaduras solares, por lo tanto, debe protegerse con filtros de alta protección solar (30-50 SPF) Las personas del primer fototipo tienen cabello rubio y ojos azules o verdes.
  • Fototipo II – piel clara, beige o crema: ten cuidado al tomar el sol, ya que es típico que la piel de este tipo se queme con el sol, por lo tanto, la protección proporcionada por las cremas SPF 30 es muy importante. El color de los ojos y el cabello de las personas que pertenecen al segundo fototipo es variado.
  • Fototipo III – tez morena, dorada u oliva: la piel de este tipo se broncea bastante bien y no se ve afectada por las quemaduras solares. Sin embargo, dado que es mejor prevenir que curar, es una buena idea aplicar un protector solar que contenga al menos SPF 30. No existe una regla que establezca el color del cabello y los ojos que tiene el tercer fototipo.
  • Fototipo IV – piel de caramelo o marrón: es fácil que la piel se broncee sin quemarse por el sol. Sin embargo, vale la pena proteger la piel con un protector solar. Este fototipo es típico de las personas que tienen cabello castaño y ojos marrones o avellana.
  • Fototipo V – piel morena – fácil de broncear y es altamente resistente a las quemaduras solares. Por esa razón, un protector solar con SPF 15 servirá. El quinto fototipo pertenece a personas que tienen cabello oscuro y ojos marrones o avellana.
  • Fototipo VI – piel de caoba, de color café expreso u oscuro, no se ve afectada por las quemaduras solares y el proceso de ponerse moreno es rápido. Como el fototipo V, el fototipo VI debe tratarse con un protector solar de FPS 15. La piel de este tipo pertenece a personas de cabello y ojos oscuros.

Una vez que determines tu fototipo correctamente, podrás conseguir una base que coincida con tu complexión correcta. Sin embargo, si todavía tienes problemas para definir el fototipo de la piel, realiza algunas pruebas simples. Primero, expón la piel al sol. Mira si las venas de la muñeca tienen color verde o azul. Las venas con tonos verdes sugieren que el tono de la piel es cálido, mientras que las venas azules indican un tono frío. Otra prueba consiste en definir el tipo de belleza. Mide el contraste que tus ojos y cabello tienen sobre su piel. Cuanto mayor sea el contraste, más cálido será el tono de tu piel. Y al revés; las personas con tez fría tienen tonos similares de cabello, ojos y piel. ¿Qué tipo de belleza eres? Por ejemplo, la primavera se caracteriza por un contraste claro y un tono de piel cálido. El verano carece del contraste entre la piel y el cabello y los ojos. El tono de la tez se describe como bastante frío. El otoño puede ser reconocido por los tonos cálidos de la piel y el pequeño contraste. El invierno es un contraste considerable entre el cabello, los ojos y la tez que se acompaña de tonos fríos de la piel.

¿Qué tipo de belleza eres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rutina para el cuidado de la piel del contorno de ojos, productos y tratamientos
Mi favorito del mes pasado: Comforting Anti-Wrinkle Eye Cream por Yves Rocher (Riche Creme)